martes, 3 de marzo de 2009

¿El sapo provisional?


He de admitir que la idea no es mía. El título se lo plagié a Guillermo Sheridan; aunque me gusta más decir que lo tomé prestado. Durante un curso en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM que imparte el Dr. Sheridan sobre poesía contemporánea o moderna (todavía no se ponen bien de acuerdo las personas que ponen título a los cursos) surgió la idea de hacer un recorrido zoológico a lo largo de la poesía del siglo XX deteniéndose particularmente en la figura del sapo. A partir de ahí alguien propuso un blog con texto e imágenes en donde se transcribirían los hallazgos de los miembros de la comunidad batracia. Por supuesto nadie hizo más que dar los textos famosos de Tablada, Arreola y de algún otro que ahora no recuerdo. Sheridan remató la idea con el título: El sapo provisional. En lo particular me pareció interesante la unión de los elementos en el título: un sustantivo animado frente a un adjetivo que le da carácter efímero. La figura de un animal casi prehistórico dotado con cierto aire de inevitable desaparición. Una moda eventual que no tiene otro fin que el juego de un grupo que busca anclas o ancas en la poesía.
Este blog no está dedicado de forma exclusiva a la poesía. Se trata simplemente de continuar el juego, pues este sapo no aspira a saltar como el salmón. Sino a saltar la vida mientras pasa. Eso y que al abrir este espacio fue el primer título que se me vino a la mente, y cuando a uno se le mete una idea en la cabeza... No pretendo otra cosa que hacerme de un espacio libre, tan libre como yo mismo me lo permita, para la escritura y contribuir a la sobrepoblación de blogs que tanto tienen que decir, con la esperanza ingenua de que a alguien le importe.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bueno como dicen por ahí: los buenos artias toman prestado, los grandes artistas roban.