lunes, 31 de mayo de 2010

Soy un payaso

"Los católicos me ponen nervioso", dije, "porque juegan sucio".
"Y los protestantes", preguntó riendo.
"Me irritan con su manoseo de las conciencias."
"¿Y los ateos?" Seguía riéndose.
"Me aburren porque siempre hablan de Dios."
"¿Y qué es usted, pues?"
"Soy un payaso", dije, "de momento, superior a mi fama..."

Heinrich Böll, Opiniones de un payaso